martes, 31 de diciembre de 2013

Los cócteles - Después de comer

Los cócteles
Después de comer son especialmente apropiados los cócteles con refrescos dulces como
el Raspberry Cola, elaborado refresco de cola, zumo natural de frambuesa y helado de
vainilla. Aquellos que incorporan gaseosa o refresco de naranja son también idóneos.
A media tarde, los más indicados son los cócteles nutritivos, como el Polynet, que lleva refresco de naranja y helado de vainilla, así como las mezclas con base de cola.
Cuando cae la noche los refrescos más ácidos van ganando terreno, pero a partir de las últimas horas del día, los expertos aseguran que cualquiera de ellos se convierte en un ingrediente ideal para un cóctel.
DIME QUÉ BEBES Y TE DIRÉ CÓMO ERES
Si para gustos se hicieron los colores, los cócteles se crearon para adaptarse a cada persona a través de innovadoras mezclas de sabores.
Por sexos
Ellas se decantan por los refrescos dulces.
Los cócteles que llevan refrescos de naranja, de cola y las mezclas con frutas de vistosos colores son los preferidos por las mujeres.
A ellos les gustan más las bebidas refrescantes con toques ácidos y amargos. Por eso sus  cócteles favoritos incorporan refresco de limón o tónica.
Según la personalidad
Nuestra forma de vestir, la manera de hablar y de movernos o nuestro peinado hablan de nosotros. Igualmente, lo que bebemos también dice cómo somos. Divertidos, serios, arriesgados o tradicionales. Hay un cóctel que se adapta a cada persona.
Sofisticado. Son personas elegantes, que cuidan mucho su imagen. Disfrutan del glamour y les gusta descubrir restaurantes y hoteles con todas las comodidades. Valoran mucho la decoración y el buen gusto.
En un cóctel buscan deleitarse con sabores dulces de ingredientes exóticos. Las mezclas a base de gaseosa, tónica o refresco de naranja mezclados con frutas tropicales, infusiones, hojas de hierbabuena o menta y aromas de lugares lejanos como la vainilla y el coco cumplirán con creces sus expectativas.
Atrevido. Siempre buscan nuevas experiencias, rincones del mundo por descubrir y platos internacionales que degustar. No tienen miedo a lo desconocido y les atrae la extravagancia y la originalidad.
El combinado perfecto para una persona atrevida y arriesgada puede tener como base un refresco de limón al que se pueden añadir ingredientes exóticos y extravagantes porque son personas que buscan cócteles con sabores que se salgan de lo cotidiano y que les resulten atractivos a la vista. Les gustará también un combinado con tónica o bitter que añada vegetales como el tomate, el pepino o raíces como el jengibre. Especias como canela o pimienta también serán de su agrado.
Clásico. Son personas tranquilas y tradicionales a quienes les gustan los planes relajados, reunirse con sus amigos en torno a una buena comida y pasar mucho tiempo con su familia. Disfrutan de la vida pero no introducen grandes cambios.
Sabores como el de los refrescos de cola y limón son los que mejor se adaptan a sus preferencias. Las mezclas con frutas habituales en su dieta como el plátano, la fresa o las infusiones, así como ramitas de canela o jarabe de vainilla les permitirán disfrutar de un sabor diferente pero no demasiado extravagante que se adapte sin problemas a sus gustos.
-----------------------------------------------------
Hay un refresco perfecto para ti. Para las grandes celebraciones,
para disfrutar de tu tiempo libre, cuando quieres hacer algo especial...
Por eso las bebidas refrescantes permiten que los cócteles
se adapten a lo que más te apetece en cada momento.
----------------------------------------------------
En función del estilo de vida
Siempre hay momentos en los que nos cuidamos un poco más. La vuelta de vacaciones, al comenzar un nuevo año, antes del verano, etc.
Prestar atención a la alimentación y llevar un estilo de vida saludable cuesta menos de lo que parece.
Los refrescos, por su enorme variedad en tipos y sabores, saben adaptarse a las diferentes necesidades que surgen. Así, los refrescos light contienen menos de 7 calorías por 100 mililitros y, en muchos casos, 0 calorías.
Por eso, los cócteles elaborados a partir de refrescos light son una opción diferente y sofisticada de tomar una bebida refrescante sin apenas calorías. De forma original y mezclando frutas, verduras o infusiones, se pueden saborear cientos de combinaciones saludables que no contienen azúcar.
En forma de cóctel, los refrescos light, son el acompañante perfecto de momentos de ocio, reuniones sociales y cenas. Además si los cócteles no contienen alcohol se elimina una fuente importante de calorías, ya que una copa suele tener 175 calorías, a razón de 7 por gramo de alcohol.
Fuente: Asociación de Fabricantes de Bebidas Analcoholicas


jueves, 12 de diciembre de 2013

Palmetto


Palmetto
1 ½ onzas de ron blanco
1 ½ onzas de vermouth dulce
2 gotas de Angostura
3 o 4 cubitos de hielo
una cascara de limón retorcida
Mezcle todos los ingredientes excepto la cascara de limón
en la coctelera y revuélvalos bien.

Sirva en vaso de cóctel y añade la cascara de limón. 

jueves, 5 de diciembre de 2013

Deauville


Deauville
½ onza de brandy
½ onza de Calvados
½ onza de Coitreau
1 cucharada de jugo de limón
4 cubitos de hielo
Vierta todos los ingredientes en una coctelera y revuelva bien

Cuele y sirva en vaso de coctel. 

viernes, 29 de noviembre de 2013

Clover Club


Clover Club
1 ½ onzas de ginebra
¾ onzas de jugo de limón
1 onza de granadina
½ yema de huevo
Agite bien todos los ingredientes en una coctelera con hielo.

Cuele y sirva en vaso de coctel frio.  

jueves, 21 de noviembre de 2013

Alto Parlare


Alto Parlare
2 onzas de sorbete de naranja
½ onza de Cointreau
4 onzas de champaña fría
1 chorrito de granadina
Vierta en un vaso de vino de 8 onzas el sorbete y el Cointreau.

añada la champaña y revuelva . Agregue la granadina

jueves, 14 de noviembre de 2013

Capítulo 3 UN CÓCTEL CON REFRESCOS PARA CADA MOMENTO


Capítulo 3
UN CÓCTEL CON REFRESCOS PARA CADA MOMENTO
La gran variedad de refrescos que hay en el mercado ofrece posibilidades infinitas a la hora de mezclar sabores para conseguir el combinado ideal para cada persona, lugar y situación. Así, por ejemplo, una bebida refrescante con gas transmite vivacidad y puede levantar nuestro ánimo tras un día de intenso trabajo.
Un cóctel con refresco de naranja hará más dulce nuestra mañana y el amargor de una mezcla con bitter nos acompañará en un aperitivo con amigos. Siempre hay un cóctel con refresco perfecto para ti.
Tranquilidad, relajación, vacaciones, estrés, ciudad, diversión, risas, trabajo, reunión familiar, cena con amigos, comida de trabajo, un día en la playa, un fin de semana rural, una cena romántica, una escapada al campo, una noche fría de invierno, los primeros días de primavera, un restaurante chic, una cena especial en casa… no todos los días son iguales y, por eso, no todos los días queremos lo mismo. Cuando salimos de trabajar, para una fiesta de cumpleaños, para saborear mientras charlamos con los amigos o simplemente porque nos apetece tomar algo distinto.
Un cóctel siempre es una buena opción porque podemos adaptarlo a lo que más nos apetezca.
MAÑANA, TARDE O NOCHE
Cualquier hora es buena para tomar un refresco. Su sabor, su aroma y sus propiedades hacen que en cada momento del día haya una bebida refrescante perfecta con la que poder saciar nuestra sed. Por eso, hay también un cóctel elaborado con refrescos idóneo para la mañana, la tarde o la noche.
Los expertos indican que la mañana es el momento del día en el los refrescos se presentan como las bebidas más apropiadas en función de las horas o las situaciones.
Por la tarde y por la noche, aseguran, cualquier refresco es bueno para acompañar un cóctel.
Así, a media mañana los refrescos dulces con sabor a naranja o cola son la compañía perfecta, tanto solos como en forma de cóctel. Para estas ocasiones proponen mezclas elaboradas a partir de refresco de naranja, zumo de naranja natural y zumo de zanahoria.
A modo de aperitivo los cócteles elaborados con refrescos amargos y fuertes como el bitter o la tónica sirven para abrir el apetito y facilitar la posterior digestión.
Antes de comer, el refresco de limón o la gaseosa sacian especialmente bien la sed y, si se combinan con zumo de apio y pepino, resultarán deliciosos.
Una vez en la mesa, las mezclas con cítricos como el limón o el lima-limón se emplean para limpiar el paladar entre platos. El Zoco Limón, que lleva refresco de limón, hierbabuena, infusión de té, lichi y hielo pillée, sería una buena propuesta.
Fuente: Asociación Nacional de Fabricantes de Bebidas Refrescantes

ANFABRA 

jueves, 7 de noviembre de 2013

Gin Tonic


Gin Tonic
1 ½ onzas de ginebra
1 rodaja de la
Agua Tónica
Ponga varios cubitos de hielo en un vaso alto.
Exprima la lima en el vaso y añada una cascarita
de la misma. Agregue la ginebra y termine de llenar
el vaso con agua tónica. Revuelva bien. Un trago
muy fácil de preparar y que es muy refrescante.


viernes, 1 de noviembre de 2013

El mojito de pacharán


El mojito de pacharán
Ingredientes:
- 5 cl de pacharán (Etxeko, a ser posible)
- 3 cl de base de mojito
- 5 cl zumo de naranja natural con mandarina
- cubitos de hielo
Elaboración:
Elaborar la base de mojito machacando trocitos de lima y hojas de hierbabuena.
Echarla sobre el hielo picado colocado ya en la copa, y agregar el pacharán.
Añadir el zumo de naranja y mandarina con una cuchara de remover combinados.
*Sírvelo en copa de cóctel y acompáñalo con una pajita para darle un toque tropical. También puedes colocar una rodaja de lima y un poco de hierbabuena, o si eres detallista, una brocheta compuesta por trocitos de lima y naranja, para aumentar el colorido del cóctel.

jueves, 24 de octubre de 2013

Cócteles El toque personal


Cócteles
 El toque personal
Es el momento de culminar la elaboración del
cóctel y por lo tanto, de cuidar al máximo los
detalles. Su presentación debe ser siempre
especial, atractiva y llamativa, pero sin caer
en la extravagancia. Debe predominar una
nota elegante por encima de todo. Pero… ¿qué
se puede hacer?
Espirales. Se suelen hacer con la piel de una naranja o un limón. Se corta la piel con el cuchillo en forma circular prestando atención para evitar la parte interior de la piel, que es amarga. Para que adquiera la forma de tirabuzón hay que retorcer la cáscara de la fruta, colocar un extremo dentro del vaso y el resto alrededor o por fuera teniendo en cuenta que las normas dicen que nunca puede quedar flotando totalmente dentro del combinado. Las espirales son un buen elemento decorativo para las mezclas que llevan refrescos con toques afrutados. Así, por ejemplo, si un cóctel lleva refresco de naranja, lo más apropiado será hacer una espiral con la piel de esta fruta.
Rodajas. Son muy comunes las de limón,naranja, fresas o kiwi. Se recomienda hacerlas delgadas y uniformes y se colocan en el borde de la copa. Al igual que las espirales, las rodajas indican los refrescos o ingredientes que se han empleado en la elaboración del cóctel. Se recomienda especialmente esta decoración para los refrescos con notas ácidas. Si contiene, por ejemplo, una bebida refrescante de lima limón, colocar dos rodajas de estas frutas será el toque perfecto.
Triángulos. Para hacer triángulos se emplean frutas como la piña, que se pueden partir en rodajas que luego se dividen, a su vez, en trocitos con esta forma geométrica.
Son la mejor elección a la hora de culminar la presentación de un combinado que lleve refrescos dulces como los de cola o naranja.
Así, por ejemplo, los cócteles con refresco de manzana o de melón irán bien acompañados con triángulos de estas frutas.
Bolitas Parissien. Son perfectas como decoración de un cóctel. Se elaboran con frutas de pulpa suave como el melón, la sandía o la papaya. Deben su nombre a la cuchara “parissien” que es la que se emplea para hacer las bolitas. Como se suelen hacer con frutas dulces, son el complemento perfecto para contrastar con cócteles de toque ácidos que incorporen refrescos de cítricos como el limón.
Borde escarchado o crusta. Es una decoración sencilla pero llamativa. Consiste en empapar el borde del vaso en azúcar, después de haberlo mojado en un refresco. Cualquier bebida refrescante es ideal para impregnar el final del cristal porque le da un gusto especial a la hora de degustar el cóctel.
¡Disfrutar!
Saborear un buen cóctel elaborado con refrescos no tiene hora ni día. Desde el primer momento de la mañana hasta bien entrada la noche, solos o en compañía de un grupo de amigos, en casa o en restaurantes u hoteles, siempre podemos degustar una mezcla exquisita.
Lo importante es la innovación constante. Pensar, crear y degustar. ¡Sólo hay que atreverse!
Fuente: Los refrescos en la cocteleria
ANFABRA Asociación Nacional de Fabricantes de Bebidas Refrescantes


jueves, 17 de octubre de 2013

Copa de cóctel -Vaso Old Fashioned --Copa balón -Copa Hurricane o Tulipa -



Copa de cóctel. Elegante y bien proporcionada, tiene la forma de un cono invertido, con una boca ancha y un pie largo que protege el contenido de la copa del calor de la mano. Se emplea para aquellas mezclas que no llevan hielo, ya que en ella no cabe mucho líquido.
Su abertura debe tener espacio para poder contener una rodaja de fruta o una cereza sin que se hunda demasiado.
Vaso Old Fashioned. Se considera todo un clásico en el mundo de la coctelería. Es ideal para servir combinados con mucho hielo y conseguir la temperatura idónea.
Vaso alto o tubo. Es alargado, alto y estrecho, por lo que en él se suelen servir los
tragos largos con mucho hielo. Se conoce también como Highball, Collins, Tumbler o
Long Drink.
Copa balón. Debe llenarse sólo a medias, o incluso menos, para poder saborear bien
las bebidas gracias a su aroma. Su estética resalta especialmente los colores de la mezcla, su forma permite servir los combinados frescos con anchos cubitos de hielo y su tamaño posibilita añadir rodajas de naranja o limón, dándole un especial toque de
elegancia.
Copa Hurricane o Tulipa. Es muy estilizada y elegante, ideal para servir cócteles caribeños o de frutas.
Copa flauta. Su forma alargada y de poca abertura ayuda a mantener las burbujas propias de las bebidas espumosas y de los refrescos que las acompañan.
Una vez elegido el vaso hay que incorporar el hielo, que es un ingrediente esencial que resalta todas las propiedades de un refresco y de un cóctel. Se puede incorporar en distintas formas dependiendo de lo que se quiera transmitir.
Pillée. Es el hielo picado que otorga al cóctel una apariencia de glamour y sofisticación.
Frappé. Está picado a punto de nieve, bien a mano o con batidora. Se utiliza para bebidas cortas de entre 50 y 100 mililitros porque se derrite rápidamente.
Fizz. Tiene forma de lámina o canica y se emplea para enfriar rápidamente el cóctel. Recibe su nombre de forma onomatopéyica, por el sonido que hace al caer sobre el cristal en el que se sirve.
Piedra. Es el más típico. Con forma de cubitos, indica que la bebida con la que se sirve quita la sed.
Con el hielo dentro, ya sólo queda verter el cóctel desde el vaso mezclador o la coctelera. ¡Cuidado! Los expertos advierten que, independientemente del recipiente que
se haya elegido para el combinado en cuestión, sólo hay que llenar sus tres cuartas partes. Una vez más, la sobriedad en coctelería está presente.

Fuente: Asociación Nacional de Fabricantes de Bebidas Refrescantes 

jueves, 10 de octubre de 2013

Borinquen


Borinquen
1 ½ onzas de ron blanco
½ onza de sirope de fruta pasionaria
¾ de onza de jugo de limón
½ onza de jugo de naranja
1 onza de ron 151-proof
1 gardenia
Mezcle los ingredientes en una batidora eléctrica con media taza
de hielo triturado. Sirva en un vaso old fashioned con cubitos de

hielo. Agregue la gardenia.

jueves, 3 de octubre de 2013

Vodka Negro


Vodka Negro
1 ½ onzas de vodka
¾ onza de licor de Kahlua
Agite bien con hielo. Vierta sobre las rocas en un vaso congelado.
Sirva en la hora de los cocteles, sobre todo junto a las piscinas, o

a la luz de velas por la noche. 

jueves, 26 de septiembre de 2013

CÓMO SE ELABORA UN CÓCTEL REFRESCANTE


CÓMO SE ELABORA UN CÓCTEL REFRESCANTE
Elaborar un cóctel es como hacer una buena película. Los actores son un ingrediente principal. Pero para tener un buen film no es suficiente, hay otros elementos como el decorado o la fotografía que juegan un papel fundamental.
Con los cócteles ocurre lo mismo. Saber qué ingredientes y refrescos vamos a utilizar en función de nuestros gustos, de la época del año o de la hora del día en el que los vamos a saborear es lo más importante, pero no lo es todo. Conocer unos pequeños trucos sobre cómo presentar el combinado, el recipiente más adecuado, la temperatura idónea y las posibilidades de decoración que existen nos ayudará a crear un combinado perfecto. Los consejos básicos de los expertos a la hora de servirlo son sobriedad, elegancia y sencillez.
Así pues… luces, cámara… ¡acción!
1. La mezcla, la base de un buen cóctel
En este caso el orden de los factores sí altera el producto. Los expertos insisten en que a la hora de mezclar los ingredientes es muy importante tener en cuenta que las bebidas refrescantes, si tienen gas, deben añadirse al final, justo antes de servirlo, ya que, si se agitaran en la coctelera, se podrían perder las burbujas y, por lo tanto, su efecto refrescante y potenciador del sabor.
La elección de los instrumentos que se empleen a la hora de elaborar el cóctel va a influir en la mezcla. Se pueden utilizar, a priori, una coctelera o un vaso mezclador.
2. La elección del cristal
La mezcla ya está preparada y, por lo tanto, el sabor ya está asegurado. Lo importante ahora es, pues, la presentación. La temperatura, los adornos y hasta la forma, la textura y el tamaño de los recipientes en los que se sirve, que reciben el nombre de cristal, son factores clave a la hora de percibir la esencia de una buena mezcla. Los cócteles siempre deben servirse muy fríos para mantener su aspecto, olor y sabor durante más tiempo. A la hora de presentarlos, existen vasos y copas de miles de formas y tamaños.
Cada bebida tiene su cristal perfecto… ¡sólo es cuestión de encontrarlo!
Fuente: ANFABRA Asociación Nacional de Fabricantes de Bebidas Refrescantes Analcoholicas
C/ Menéndez Pelayo 81 bajo
28007 - MADRID
Tel. 91 552 62 75

martes, 24 de septiembre de 2013

Coco Loco


Coco Loco
1 coco de agua
1 onza de tequila blanco
1 onza de ginebra
1 onza de ron
½ onza de granadina
3 o 4 cubitos de hielo
1 cuñita de limón
Tome un coco y ábralo ( un agujero de 5 a 6 centímetros en la parte superior).
Deje el agua dentro del mismo. Añada el tequila, la ginebra, el ron, la granadina
y el hielo. Revuelva todo muy bien. Exprima el limón o la lima sobre el trago y
déjelo caer dentro del coco, después de exprimido.


jueves, 19 de septiembre de 2013

Cancun


Cancun

1 onza de ron blanco
1 onza de Triple Seco
½ onza de crema de plátano
3 onzas de jugo de piña
3 onzas de jugo de naranja
1 onza de crema de coco
Agite bien en una licuadora y sirva en un vaso de cóctel.

Adorne con una fresa 

Refresco de lima-limón

Refresco de lima-limón. Es una bebida refrescante que cuenta con zumo o extracto de lima y limón entre sus componentes. Su combinación ...